RELACION D/s, DOMINACION-SUMISION.

Dentro de la escena BDSM, la relación D/s está integrada por una parte pasiva, que adopta el rol sumiso, y una parte activa que se desempeña en el rol dominante. Se da entonces un intercambio de poder enmarcado en la Dominación y la Sumisión.

     “Dominación”, es un término utilizado para referirse a las practicas eróticas en las que una persona adopta el rol de Dominante, y actúa de acuerdo a su voluntad y deseos sobre otra u otras personas, que adoptan a su vez el rol de sumisos. El dominante ordena, manda, castiga, pero a su vez cuida y protege, además de respetar los límites del sumiso; actúa siempre bajo las reglas SSC, toda actividad por mínima que sea debe ser consensuada.

“Sumisión”, este término define a las practicas eróticas en las que una persona adopta un rol sumiso, queda bajo la voluntad de otra u otras que asumen el rol de dominantes. Esta situación o actividad es la complementaria de la Dominación, una no existiría sin la otra. El sumiso obedece y acata las ordenes de su Dominante, deja que este actúe sobre su cuerpo, la sumisión es una entrega voluntaria, enmarcada siempre en lo SSC y estableciendo los limites con respecto a las actividades a desarrollar.

En las relaciones D/s se emplean normalmente las denominaciones sumiso(a) y Amo(a), aunque existen otras denominaciones no tan frecuentes como esclavo(a), Señor(a), Tutor(a) y Master/Lady. A menudo se utiliza letra mayúscula para la denominación del Dominante y minúscula para los sumisos.

Leer mas

Este tipo de relaciones asumen con frecuencia rituales con contenido simbólico que enlazan a sus participantes de una forma intensa que no se observa en otras prácticas del BDSM. Las sesiones D/s pueden ser breves, sencillas, sin planificación, o complejas y prolongarse por horas; una pareja D/s puede hacer uso de las otras prácticas del BDSM, por lo tanto podemos observar en ellas que los Dominantes tienden a incluir Bondage, Disciplina, Fetichismo, Suspensiones, Sexo explícito, Placer-dolor, Juegos de rol y demás practicas presentes en el BDSM; siempre consensuadas con el sumiso. Es considerada la forma de relación más extensiva, interdependiente, compleja, completa y sofisticada del BDSM.

En la D/s la parte sumisa se entrega completamente al Dominante, y este acepta responsablemente esa entrega, así como asume el control de este individuo sumiso en un contexto erótico o de estilo de vida.

[cerrar]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *