AFTERCARE, TE CUIDO..

Traducida al castellano significacuidado posterior; en el contexto BDSM y/o D/s, se refiere a la actitud que debe tener el Dominante para con su sumiso después de cualquier tipo de sesión, juego y/o actividad. Consiste en todas las técnicas de cuidado y atención que se proporcionan después de un encuentro, este cuidado debe ser incluido sin excusa, a menos que la practica realizada sea un castigo severo.

El aftercare es el momento para recuperarse del desgaste físico y emocional que se pudo haber sufrido durante la sesión; en esta se pudo haber evocado recuerdos o traumas, por lo tanto es vital que estas situaciones puedan ser discutidas en pareja. El aftercare es importantísimo para ambas partes, ya que al estar involucradas en la relación, los dos pueden sufrir experiencias negativas; en esta fase, la relación Dominante-sumiso se hace más fuerte debido a que incrementa el compromiso, la lealtad y la seguridad hacia el otro, en este periodo de tiempo podemos y debemos charlar sobre las emociones, sentimientos y experiencias vividas durante la sesión.

Para poder desarrollar el aftercare, debemos realizar algunas acciones (mecanismo físico):

-Desatar de un bondage o ligaduras a la otra persona, así como retirar vendas, dildos, vibradores o cualquier otro implemento utilizado en la sesión.

-Una visita al cuarto de baño podría ser adecuada, tomar un baño tibio ayuda a relajar los músculos.

seguir leyendo

-Tratar heridas, limpiar y vendar si es necesario.

-Dar de beber y comer siempre es bueno, alguna comida ligera y abundante líquido.

-Ayuda a tu pareja a realizar estiramientos, ejercicios de respiración; se aconseja que ambos estén vestidos para así aportar una sensación de igualdad entre ambos. Ya cumplidas estas acciones, deben estar relajados y conversar tranquilamente; en este momento se deben incluir preguntas que indaguen sobre lo vivido, que fue placentero y que no; el objetivo de esta técnica es la transición de ambos participantes desde la cúspide de la escena hasta la vuelta a tierra, asumiendo el control y la conciencia necesarios para retomar la realidad.

El aftercare es el periodo en el que los participantes coinciden en haber compartido una situación especial; el afecto y la cercanía se ofrecen y se solicitan, es el momento adecuado para expresar gratitud a la persona que ha compartido contigo ese espacio y tiempo. Pero el aftercare no es solamente para completar una sesión exitosa, hay situaciones que a pesar de no salir como las habíamos previsto o deseado, también amerita de este “cuidado posterior”; por ejemplo, en escenas que se han interrumpido por accidentes, lesiones o desmayos; o aquella en la que fue necesario el uso de la palabra de seguridad.

El buen trato y cuidado que des a tu sumiso, no solo durante sino luego de la sesión, dirán mucho sobre ti como Dominante, reflejaran que tan importante ha llegado a ser para ti la sesión misma y la entrega de tu sumiso.

[cerrar]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *